En estos meses de confinamiento pasamos por una gran cantidad de cambios a los cuales hemos tenido que acostumbrarnos y aprender a vivir con ellos. Un modelo muy claro es el hecho de permanecer la mayor parte del tiempo en casa junto a nuestros familiares, lo que antes era poco probable por el ritmo de vida que lleva cada quien día a día, el no salir de casa, suspender actividades cotidianas, evitar aglomeraciones y sobre todo no tener contacto con los demás, me hizo toparme con la realidad de lo espontánea y efímera que es la vida pues te puede cambiar de un momento a otro, valorando el hecho de que esta pandemia nos hiciera tener más convivencia con nuestra familia dándole un sentido más significativo e importante a lo que tenemos y a quienes están a nuestro lado.

Me di cuenta que poseemos la dicha de aprovechar este tiempo de trabajo en casa para poder conocer más a nuestros familiares, saber cuales son las actividades que realizan en el trabajo, conocer un poco más su cotidianidad  y no solo la superficialidad de los momentos de descanso laboral. Aprendí a darme y darles espacio profesional, espacio para alimentarnos adecuadamente, espacio de convivencia y de descanso, descubrir que estando en casa todo el día puede hacer que el tiempo  pase muy rápido o muy lento, entendiendo que debía organizarme mejor para cumplir con todas las actividades laborales y domésticas.

Mi trabajo es lo que más aprendí a valorar, cayendo en cuenta que mucha gente se quedó sin empleo, nuestros estudiantes son un ejemplo muy claro ya que el sector de la construcción fue uno de los más perjudicados, desafortunadamente no tienen la oportunidad de poder trabajar desde casa y recibir un sueldo, aunque fuera poco, ellos tienen que seguir buscando oportunidades para poder sostener a su familia.

El seguir en contacto con nuestros alumnos para apoyarlos a que puedan continuar con sus estudios y a su vez motivarlos ante esta situación me hizo notar lo importante de valorar lo que tenemos y las oportunidades que se nos presentan para poder seguir adelante. Muchos estudiantes me comentaban que aunque no tenían dinero lo importante para ellos era que tenían salud y a su familia a su lado,  porque juntos podrían salir adelante buscando soluciones que los ayudarían a pasar este confinamiento.

Todo esto me hizo reflexionar y considerar  que siempre debemos valorar a nuestra familia y la dicha de poder contar con un trabajo que nos da la oportunidad de seguir generando ingresos para sustentar a los nuestros y que mejor, si este empleo, nos permite seguir apoyando a muchos trabajadores que se quedaron sin esta oportunidad y donde la Fundación Construyendo y Creciendo sigue buscando en todo momento la oportunidad de apoyarlos en estos momentos difíciles y mantener un equipo de trabajo para poder continuar adelante con nuestra misión.

Preocupados por la salud y seguridad de los trabajadores de la construcción ante el riesgo de contagio por COVID-19, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y CEMEX unieron esfuerzos este 5 de agosto firmando un convenio de colaboración que tiene como principal objetivo la difusión y entrega de kits para la protección de la salud de todos los colaboradores, desde los constructores, personal técnico, administrativo y obrero de las obras de construcción en todo el país.

Construyendo y Creciendo se suma a la campaña “Juntos somos más fuertes – Comportamientos que salvan vidas”, otorgando kits de protección a los trabajadores de la construcción teniendo como principal eje el cuidado de su salud y el de sus familias, pues gracias a ellos, podemos gozar de nuestras viviendas, oficinas, carreteras, plazas comerciales, etc; además de que este sector genera aproximadamente el 15% del empleo total en México.

Esta iniciativa arranca en el estado de Nuevo León, y simultáneamente en 6 ciudades principales del país, en más de 6 obras en alianza con las 44 delegaciones del CMIC, en donde se difundirán los comportamientos que salvarán vidas en todo el gremio de la construcción. Dichos comportamientos son:

* Identificar y reportar síntomas
* Higiene personal
* Cuídate y cuida a los demás
* Distanciamiento físico

A esta campaña también se suman dos grandes aliados de nuestra fundación, Grupo Pesado y Club Tigres promoviendo los protocolos de seguridad y bienestar frente al COVID-19.

Finalmente con estas acciones CMIC, CEMEX, Construyendo y Creciendo, Secretaría de Salud, Consejo de la comunicación y demás empresas y organizaciones refuerzan su compromiso entre ellas con el objetivo de proteger la salud y seguridad de las personas que se desempeñan en el sector de la construcción, cuidando su entorno, sus familias y compañeros de trabajo.

Construyendo y Creciendo te invita a sumarte a esta campaña, pues cuidándote tú, nos cuidas a todos.

La locomotora de vapor fue construida por Richard Trevithick en 1804. Imaginemos la primera vez que alguien observó a ese monstruo de hierro reforzado, humeante y ruidoso, desplazándose a gran velocidad por unas barras de metal que se extendían hasta el aparente infinito. La concepción de muchas personas cuyo ingreso dependía de transportar grandes cantidades de producto por tierra, cambio inevitablemente. Sus servicios ya no eran necesarios. Había llegado el momento de evolucionar o extinguirse.

De igual forma en el 2020 nos enfrentamos a algo similar, una pandemia por COVID-19 que ha cambiado al mundo, en ideas, costumbres, manera de vivir y un sin fin de cosas a las que no estábamos acostumbrados, como el quedarnos en casa por períodos largos de tiempo. Algo ajeno a nuestro control que nos desafía a adaptarnos… nos fomenta u obliga a evolucionar.

En lo personal esta pandemia me ha sentado muy bien. Me ha orillado a adaptarme mediante la adquisición de nuevos conocimientos y herramientas. He experimentado distintas formas de comunicación e interacción social. También he descubierto plataformas digitales, las cuales desconocía y ahora estoy muy familiarizado con ellas. Lo mejor de todo, es que la pandemia me ha hecho ser más consiente y responsable de los alcances que tienen mis actos sobre mi salud y la de quienes me rodean.

En este punto de mi vida, creo que me es irrelevante que esté o no presente una pandemia, pues considero que hago todo lo que está en mis manos para seguir creciendo personal, intelectual y culturalmente. Aunado a las medidas de seguridad que intento tener y fomentar en mi círculo familiar y personal. Siento que la pandemia por SARS-Cov-2 es un test evolutivo el cual pone a prueba nuestra capacidad mental, física, emocional, social y económica. No añoremos una era sin locomotora, aprendamos a viajar en tren.

Enue Reynaldo Gómez Macías / Asesor educativo

¿Te cuesta trabajado estudiar desde casa, ahora que estamos en contingencia?

Puede ser que en general estudiar te resulte una actividad difícil y que el encierro por la pandemia no ayude demasiado a que te encuentres en concentración y con organización para continuar con tus procesos educativos.

Por eso, la oficina de Educación para América Latina y el Caribe de la UNESCO ofrece lo siguientes consejos para estudiar en tiempos de COVID-19, con recomendaciones para mantenerse motivado durante el estudio de forma remota.

1.- Pide planes de estudio: Solicita a tus asesores los planes de estudio de todas tus materias, esto te dará una idea de los temas que necesitas cubrir, su secuencia aproximada, el tiempo necesario para su preparación y los criterios de evaluación. También esto te ayudará a buscar los temas por tu cuenta y tener las bases para cuando el asesor las explique.

2.- Define prioridades y necesidades: Te en cuenta que tu ritmo de aprendizaje puede cambiar cuando estudias en casa, por lo que algunas pueden parecer más fáciles que antes, mientras que otras se te pueden complicar más de lo normal. Así que define a que materia le tienes que poner más empeño y atención para que te encuentres en equilibrio.

3.- Identifica dificultades y habilidades: Invierte más tiempo en cosas que te resulten más difíciles, pues esto te ayudará en ir mejorando aquello en lo que no eres bueno. También ve practicando y siendo constante en aquello que eres bueno.

4.- Lista de tareas: No intentes memorizar todas las fechas históricas, es mejor que hagas un plan para un día, una semana o el mes. Utiliza tus horas más productivas en las tareas más difíciles.

5.- Gestiona tu tiempo: Puedes explorar técnicas para administrar tu tiempo de manera más efectiva. Es decir, en una lista de 10 cosas por hacer, dos de esas cosas valen más que las otras ocho juntas, así que enfócate en ellas.

6.- Recursos abiertos: Puedes utilizar recursos educativos abiertos como cursos por internet, las videoconferencias y los canales educativos de YouTube te darán variedad a tu aprendizaje.

7.- ¡No te olvides de darte un descanso! Haz una pausa cada una hora, puedes realizar un poco de ejercicio. También puedes planificar cuánto tiempo pasarás en las redes sociales para que no excedas el límite y con ello no te distraigas a continuar con tus actividades educativas.

Construyendo y Creciendo te invita a seguir estos pasos para que continúes con tu formación educativa sin ningún obstáculo ahora que te encuentras estudiando desde casa.

Fuente: BBC Mundo

Durante estos meses en los que hemos tenido que resguardarnos y replantear nuestros hábitos de higiene y salud, también he podido darme el tiempo de pensar en lo verdaderamente importante para mi equilibrio, para pensar en lo que hago en relación con los otros y en mejores formas de ensayar mi libertad personal.

Estar en calma, como lo dice la tradición taoísta, es una forma de reposo, de concentración de lo que en potencia se encuentra en nosotros, es una forma de acrecentar nuestras energías y pensar en los mejores canales para expresarlas, darnos el tiempo de parar permite que podamos ser más minuciosos y más detallados en nuestras acciones y planes, detenernos en el camino nos permite observar el paisaje, nos permite escuchar, predecir lo que viene, estar en calma no quiere decir que nos recostemos en el ocio y el descanso, estar en calma quiere decir prepararse, planear, dirigir y organizar los recursos para la acción.

Ante la pandemia, las estructuras no tienen forma, no hay manera de calcular nada, todas las opciones se escapan entre el paro económico y la posibilidad de salvar vidas, mediante las medidas de control que parecen llevarnos en camino a la desesperanza, por eso es ahora cuando más debemos recurrir a acercarnos a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestro equipo, nuestros conocimientos que pueden servir a mantener el tejido de las reciprocidades sociales.

En la esfera de la educación, la pandemia ha trastocado el modelo desarrollado en función de estar con el otro, ahora estar es la imposibilidad, entonces el sistema educativo debe cambiar si quiere afrontar la situación de la pandemia, el problema es que no hay signos, nadie nos puede decir que hacer, somos los mismos docentes quienes debemos romper nuestra propia práctica, asomarnos a la visibilidad de un mundo distinto donde no toda la educación podrá basarse en el contacto, donde lo humano deberá ser digerido por la máquina antes de llegar al estudiante, donde las herramientas para enseñar son gadgets, máquinas, apps las que delimitan la posibilidad de transmitir, deciden las formas y momentos de la acción en clase y evaluación, docente y estudiante parecen tomar un papel similar frente a las TIC.

Este tiempo es decisivo para crecer en lo que no somos fuertes, para capacitarnos, para aprender nuevas técnicas, la practica será nuestro mejor aliado, en lo personal practicar nueva formas de estar, me ha servido para acercarme desde la lejanía a los estudiantes, para estar con mi equipo de trabajo, acompañarnos a aprender juntos las nuevas herramientas y medios nos dio la fuerza para vencer el miedo a lo desconocido, aprendiendo y equivocándonos juntos estamos construyendo caminos nuevos. Estar con los otros por todos los medios posibles es nuestra mayor herramienta para vencer la imposibilidad de estar.

Para cerrar me gustaría traer a cuenta el concepto de Estado Naciente de Francesco Alberoni, pues considero que nuestra sociedad, nuestros Estados, nuestras profesiones y nuestras vidas se encuentran en un momento decisivo, este concepto de forma resumida nos dice que en los momentos en que lo institucionalizado entra en crisis, surge entre las personas un sentimiento de comunión y de posibilidad de un nuevo estado de cosas, de un mundo nuevo y mejor, este sentimiento permite a los grupos y los individuos llenarse de fuerza para transformar las situaciones, para que juntos puedan abrir grietas en las estructuras del sistema, para que juntos puedan buscar el mundo mejor.

Juan Carlos Hernández Torres / Asesor Educativo